Todo por amor a la estructura de «La Santísima Virgen María y San Adalberto»

Con sus 100 m. de altura y su imponente cúpula de 33,5 m. de diámetro, la basílica de «Nuestra Señora de la Asunción y San Adalberto» de Esztergom (Hungría), es una de las iglesias más grandes del mundo. La actual iglesia de estilo clasicista, que se alza sobre una colina de la antigua capital húngara con vistas directas al Danubio, se construyó a partir de 1820 y estaba necesitada de una urgentemente una reforma. Dado que el acceso y el uso de este edificio protegido no podían verse afectados mientras la cúpula se sometía a trabajos de restauración esenciales, era imperativo encontrar una solución que prescindiera de andamios apoyados en el suelo. El contrato se adjudicó a Belvárosi Építő Kft. que aprovechó al máximo las posibilidades que ofrece el “Sistema Integrado de Layher”. Por primera vez se combinaron los sistemas de Layher BRS y FW, con el fin de salvar el diámetro de la cúpula a una altura de 34 m. y proporcionar una base sólida para el propio andamio, que pesó nada menos que 80 toneladas.

Un equipo de ingenieros civiles y de estructuras, más otros profesionales de la construcción, se reunieron con el adjudicatario, especialistas en andamios, y con Layher Hungría para desarrollar una solución integrada entre sistemas. Para marcar los posibles problemas en el montaje del andamio, planificar el trabajo de montaje con la mayor diligencia posible y coordinar la logística, los ingenieros de aplicaciones de Layher proporcionaron un apoyo previo en forma de planos digitales detallados en 3D desde LayPLAN CAD, así como una planificación digital anticipada utilizando Layher SIM (Scaffolding Information Modeling). Patrik Tóth, jefe del equipo técnico de Layher Hungría comentó… «No fuimos los únicos que lo describimos como uno de los encargos de estructuras de andamiaje más complejos de la historia, tuvimos que salvar los 26 m. completos del diámetro de la cúpula a una altura de 34 m. de forma que fuera autoportante antes de someterla a las 80 toneladas de carga del andamio de la cúpula. Aquello fue, y sigue siendo, bastante espectacular».

Se exigió sensibilidad y valor para innovar
László Ruzsics, director general de Belvárosi Építő Kft. explicó… «El encargo prometía ser muy emocionante y desafiante, entre otras cosas por la ubicación. La basílica de Esztergom es una de las mayores iglesias de Europa Central y está rodeada de otros monumentos históricos. Aparte de buenas ideas, también se requería un enfoque muy sensible a la hora de montar el andamiaje. En el suelo de la iglesia se montó un puente de acceso ligero con el sistema FW, que se hizó mediante cabrestantes hasta una altura de 34 m. Después de que este elemento de soporte de carga auxiliar se anclara a las repisas de las ventanas, se añadió el sistema BRS como soporte de carga principal sobre el sistema FW. Finalmente, los elementos del sistema FW se utilizaron de nuevo para conectar los sistemas de pasarelas principales en un ángulo de 90° y conseguir una estructura portante final con la capacidad de carga requerida». Lo que hizo que este proyecto fuera tan inusual fue que el sistema BRS nunca se había utilizado antes junto con el sistema FW, pudiendo Layher realizar toda la solución de andamiaje con componentes estándar, evitando la necesidad de una costosa y complicada estructura de vigas de acero a medida.

Pleno aprovechamiento de las posibilidades del sistema Allround
Dos elementos montados con el sistema BRS y apoyados en las repisas de las ventanas sirvieron de estructura de refuerzo especial para el andamio de trabajo situado bajo la cúpula. Las pasarelas montadas con el sistema FW se unieron a estos elementos en un ángulo de 90°.

La estructura global fue capaz de soportar sin problemas las 80 toneladas de peso del andamio de trabajo. A continuación, se montó una plataforma sobre esta estructura de soporte para permitir que los trabajos de restauración se llevaran a cabo de forma segura. El hecho de que los elementos estuvieran estructural y dimensionalmente integrados en el andamio multidireccional Allround significaba que el camino estaba despejado para seguir trabajando con los componentes estándar del sistema. El andamio Allround, flexible y ligero, permitió adaptar rápida y fácilmente el andamio de trabajo a la geometría de la cúpula. Con una altura aproximada de 30 m. dispuso de dos niveles de trabajo que podían ser ampliados sin ningún problema si los restauradores así lo deseaban. Gusztáv Pruzsinszki, ingeniero de andamios en Layher Hungría comentó… «El andamio se podía montar y desmontar muy rápidamente porque los componentes ligeros pesan muy poco, y no hay carga innecesaria en la estructura si no se estaba trabajando». También hubo que montar andamios alrededor de este elemento para renovar el chapado en oro de la cruz, porque no se podía quitar. Dado que la estructura tenía que soportar grandes cargas de viento y otras condiciones meteorológicas a 100 m. sobre el suelo, una vez más era imprescindible utilizar andamios muy resistentes.

Un equipo experimentado
Además del “Sistema Integrado de Layher”, la experiencia del equipo de montaje de andamios fue un factor clave para la buena ejecución del proyecto. Con muchos años de experiencia a sus espaldas, los montadores fueron capaces de completar el trabajo a una altura de 34 m. no sólo de forma segura, sino sobre todo rápida. Los detallados planos de montaje realizados con el software LayPLAN CAD, permitieron detectar por adelantado los retos más difíciles durante la fase de planificación, de modo que se pudieran encontrar soluciones para maximizar la eficiencia y la seguridad. Antes de montar la estructura en la iglesia, los montadores realizaron una prueba al aire libre para asegurarse de que el trabajo se podía ejecutar de forma segura y sin problemas a 34 m. de altura, llevando a cabo extensas pruebas de carga para verificar los cálculos. Todas las pruebas confirmaron que la estructura prevista funcionaría según lo planeado.

Desde 2006, los especialistas de Belvárosi Építő Kft. han adquirido reputación por su excelente trabajo técnico cuando se trata de restaurar monumentos históricos en Hungría. Esta empresa, en rápido crecimiento, emplea actualmente a 90 personas más varios subcontratistas en sus instalaciones de Szentendre, a unos 20 Km. al norte de Budapest.

SISTEMAS LAYHER UTILIZADOS: